No aparece mi foto de Google+ en los resultados de búsqueda

ACTUALIZACIÓN: Google ha retirado la opción de autoría así que ya no es posible colocar tu foto en los resultados de búsqueda. Aún así parece ser que todavía tiene algunos beneficios seguir los consejos descritos aquí abajo, pero sin duda no tanto como el aumento de visitas que generaba la foto; y que muchos (como yo) habrán visto cómo se desplomaron desde que la función fue removida. ¬¬

Autoría de Google+

Independientemente de si Google+ gusta o no gusta, o si la gente lo usa o no lo usa, no se puede negar que al ser el hijo mimado de Google tiene una utilidad bastante buena para el SEO. Una de sus funciones más utilizadas por los bloggers es la de la autoría, que consiste en vincular tu blog con tu perfil de Google+ para que aparezca tu foto de G+ en los resultados de búsqueda de Google, lo cual tiene un enorme potencial para destacar sobre la competencia y ganar visitas; tanto así que muchos bloggers se han hecho cuenta en Google+ solo para vincularla a sus blogs aunque al final no la usen para nada más y la dejen ahí abandonada.

Google Plus foto de autor

Yo también vengo utilizando la autoría desde hace mucho tiempo y he comprobado su eficacia, pero a principios de este año vi como mi foto de repente desapareció de los resultados de búsqueda sin explicación alguna.

Google tiene una utilidad llamada Herramienta de pruebas de datos estructurados que sirve precisamente para comprobar si la autoría está funcionando en alguna página y, si no es así, descubrir la causa de que no lo haga. Sin embargo, al comprobar las páginas de mi blog la herramienta no arrojaba nada extraño, todo lo que indicaba era “La autoría funciona para esta página web” y me señalaba que todo estaba perfecto: había colocado en mi blog un enlace con rel=author a mi perfil de G+, coloqué a su vez un enlace a mi blog en la parte de Enlaces en mi perfil de Google+, tenía una foto en mi perfil donde se ve claramente mi rostro (nada de avatares ni cosas así), y mi blog no tenía ningún error de código que pudiera estar interfiriendo. Es más, anteriormente sí aparecía y solo desapareció así como así, sin que yo hubiese movido nada ni en el perfil ni en el blog.

Como siempre, cuando se trata de problemas Google da la espalda y en sus secciones de ayuda no venía nada que sirviera, solamente se limitaban a decir que “debes tener en cuenta que Google solo mostrará la imagen del autor en los resultados de búsqueda cuando se considere útil para el usuario“. Por supuesto, resultaba extraño que no consideraran útil mi imagen en ni una sola de las páginas de mi blog, y más cuando apenas unos días atrás aparecía en todas.

Buscando una explicación

NOTA: aquí me explayo de lo lindo así que si no te interesa nada de mi habladuría sáltate hasta la parte de solución que está unos diez párrafos abajo. 😛

Me puse a investigar y descubrí que esto es un problema bastante común, y tal como esperaba no hay ninguna explicación oficial al respecto, por lo que en todas partes se ve a los usuarios afectados quejándose y tratando de descubrir qué es lo que sucede, sin que desde Google se molesten en decir ni pío. Por mi parte, recolecté algunos casos y empecé a analizarlos para encontrar la característica en común en todos que pudiera haber provocado la falla. Lo que descubrí fue lo siguiente:

  • Al contrario de lo que muchos teorizaban, parece que no influye si usas o no tu cuenta de Google+. Como dije anteriormente, vi muchos bloggers que se hicieron un perfil en G+ solo para vincularlo a su blog, y su foto se veía perfectamente en los resultados de búsqueda aún cuando tuvieran su cuenta abandonada sin una mísera publicación. Por el contrario, vi otros casos de usuarios que utilizaban intensamente Google+ como si fuera la única red social que existiera, y el malagradecido de Google les había quitado su foto.
  • El ritmo de publicación en el propio blog al parecer tampoco es la causa. Había usuarios que publicaban artículos casi diario y su foto estaba más ausente que el cerebro de Justin Bieber, y otros que no publicaban nada desde hacía meses y su foto aparecía muy oronda en los resultados.
  • La URL personalizada tipo plus.google.com/+ManueldelaFuente tampoco era la explicación. Durante mucho tiempo me resistí a solicitarla porque Google no me dejó usar la que yo quería y además me pedía a cambio mi número de teléfono para compartirlo con mis contactos de G+ (WTF?), pero en vista de la desaparición de mi foto y como Google seguía de fastidioso insistiendo en que la solicitara, me rendí y la pedí. Mi foto entonces reapareció milagrosamente pero al día siguiente se volvió a ir, así que esa seguía sin ser la respuesta.
  • Existen varias maneras de vincular el blog con el perfil; la más popular es colocar un enlace directo al perfil que termine con rel=author, por ejemplo:

    https://plus.google.com/100112247501593931737?rel=author

    Yo preferí mejor vincularlo directo desde el theme, colocando esta etiqueta en el <head></head>:

    <link rel="author" href="https://plus.google.com/100112247501593931737" />

    Así me había estado funcionando todo el tiempo, pero tras la desaparición probé a cambiarlo a la otra forma. Evidentemente, no sirvió de nada y volví al anterior método.

  • Inicialmente yo tenía el enlace a mi blog en la parte de Otros perfiles en mi perfil de G+. Google recomienda colocarlo en la parte de Colaborador en, pero yo no quise ponerlo ahí porque me resultaba ilógico decir que soy colaborador en mi propio blog y en donde solo escribo yo, además de que la herramienta de pruebas de datos estructurados me decía que ahí también funcionaba. Cuando la foto desapareció, moví el enlace a esa sección solo por si acaso había alguna diferencia, pero no, pasada más de una semana y tras seguir publicando varios artículos no hubo cambio alguno y lo regresé a donde estaba.

¿La solución?

Luego de mucho tiempo de prueba y error, me pareció finalmente encontrar la causa de todo. Aparentemente tiene que ver con algo tan simple como lo es el tamaño de la foto del perfil. Cuando vas a subir una foto de perfil a Google+, Google recomienda que sea de mínimo 500×500 pixeles, y aún cuando -como no podía ser de otra manera- vi casos de usuarios que tenían una foto mucho más pequeña que eso y aún así salía en los resultados de las búsquedas, en todos los casos en donde había desaparecido, incluyendo el mío, la foto era inferior a esas medidas.

La foto que yo usaba era de 400x400px, y como no tenía una foto más grande simplemente la aumenté a 500×500. No pasó nada así que la aumenté aún más, a 600x600px. Voilá, la foto regresó y desde entonces no se ha ido. 🙂

Recomendaciones finales

No estoy seguro de que esta haya sido la solución, pero hasta que la imagen desaparezca de vuelta, todo indica que ha funcionado. Si estás pasando por el mismo problema puedes intentar lo mismo, y de preferencia, probar de todo a ver cuál de estas cosas funciona:

  1. Prueba primero con la Herramienta de pruebas de datos estructurados para ver si te marca algún error que hubiera ocasionado la desaparición de la imagen.
  2. Usa una imagen de perfil lo más grande que puedas y en donde se vea claramente tu rostro; nada de avatares o fotos con efectos de quinceañera artísticos, solo una foto simple de buena calidad.
  3. Usa tu cuenta de Google+, aunque sea para compartir las publicaciones de tu blog y una que otra cosa aleatoria. Recuerda que, aunque esto tal vez no sea la causa de la desaparición de la foto ni tampoco la traiga de regreso, puede que Google te dé otros beneficios si te haces amigo de su hijo el rechazado.
  4. Trata de publicar con más regularidad en tu blog. Si Google considera que lo tienes abandonado es muy posible que tarde o temprano le quite relevancia y quizás se lleve tu foto de por medio.
  5. Solicita la URL personalizada para tu cuenta. Se ve más profesional y el niñito caprichoso de Google dejará de fastidiarte para que le des su dulce.

Espero que esto te sea de utilidad. Si mi foto desaparece de vuelta ya estaré aquí de regreso despotricando contra Google, y mientras tanto agradecería si me das un +1 para hacerle un poco la barba y que no se enoje conmigo. 😉