Hola desde Ubuntu

UbuntuHola mundo, esta es la primera entrada que escribo desde Ubuntu. Ayer lo instalé y he estado personalizándolo, moviéndole cosas y tratando de acostumbrarme a él. ¿Por qué? Primeramente, porque Windows Vista ya me tiene harto, y mi deseo de comprar una computadora con Windows 7 parece que tardará un rato en cumplirse. Además, el “mundo Linux” me da curiosidad. Quiero poder decir “yo uso Linux” o “yo sé usar Linux”, aunque sea solo para presumir. 😀

Este no es el primer contacto que tengo con Ubuntu. Anteriormente había utilizado otras tres versiones, empezando por la 8.04 Hardy Heron que me hicieron instalar en mi anterior universidad cuando estudiaba Sistemas Computacionales (carrera que abandoné), pero todas las desinstalé por una sencilla razón: no lograba hacer que se conectaran a Internet. Lo sé, suena estúpido, pero si no podía usar Internet significaba que tampoco podía instalar programas ni empezar a navegar por foros y blogs en busca de la información que necesitaba para aprender a utilizarlo. Además, la ayuda que me daban sobre mi problema parecía sacada de un manual de instrucciones del LHC, y si quieres pretender que Ubuntu es para “la gente normal” esa es una pésima forma de demostrarlo.

Esta vez no he tenido ninguna dificultad significativa al respecto, pero por precaución busqué en Google Ubuntu no conecta Internet y descargué algunas páginas que hablaban sobre el tema. No las he leído, así que de verdad espero que si se me va la conexión pueda encontrar la respuesta ahí. :S

El único incidente realmente importante se presentó durante la instalación, y no fue cualquier cosa. Como cabría esperar, mi intención era crear un arranque dual con Windows Vista para aprender a utilizarlo poco a poco y volver a mi SO de toda la vida cuando quisiera, pero al momento de crear las particiones hubo un error (no me acuerdo qué decía) y solo me dejó dos opciones: crear las particiones manualmente o borrar el disco e instalar Ubuntu como sistema único. Intenté usar la primera opción, pero no entendí nada (:P), me desesperé y mejor borré todo y mandé a Windows a volar.

Pensé que no habría mayor inconveniente ya que todos mis archivos los guardo en Dropbox, pero mientras hacía la instalación recordé que había dejado algunas carpetas afuera porque no me quedaba espacio. Todavía no recuerdo qué tenían, pero presiento que me dará un infarto cuando lo descubra. o_O

Lo que sí es una suerte es que la mayoría de los programas que usaba en Windows tengan versiones para Linux o sean multiplataforma: Google Chrome, Firefox, Opera, Thunderbird, TweetDeck, Dropbox, FileZilla… mientras que el resto puedo intentar sustituirlos con algún equivalente o usarlos desde Wine. Aún así, me pregunto cuánto tiempo pasará antes de que me vea forzado a recurrir a Windows, ya sea desde esta computadora o desde alguna otra.

Hasta ahora la transición está resultando fácil. No me parece un sistema muy complejo, aunque su apariencia me resulta un tanto “caricaturesca” en comparación con los gráficos más detallados de Windows Vista.

Bueno, poco más tengo que decir excepto “linuxeros, denle la bienvenida al newbie“. 😛

Etiquetas: