Descanse en paz nuestra compañera Rosa Torre

Rosa Torre - El Escaparate de Rosa

Descansa en paz, Rosa.

Hoy, leyendo Blogtecnia, me enteré de una noticia que no sé exactamente cómo describir: Rosa Torre, creadora del blog El Escaparate de Rosa, falleció a la edad de 46 años. Al principio me costó bastante trabajo creerlo y esperaba que se tratara de una broma de muy mal gusto que algún inconsciente habría inventado; incluso traté de comunicarme por correo con Rosa para avisarle de los rumores que se estaban esparciendo por todo el Internet, pero a medida que investigaba, otros blogueros no hacían más que confirmarlo.

Al parecer, Rosa llevaba mucho tiempo enferma, pero en una actitud de gran fortaleza y humildad jamás le reveló su enfermedad a nadie excepto a un círculo muy cerrado de amistades, si bien desde octubre ya había enviado un misterioso tweet despidiéndose para siempre, aunque en aquélla ocasión tuvimos la fortuna de verla regresar al poco tiempo.

Esta vez no ha sido así. Una de las más grandes blogueras se nos ha ido.

Rosa era conocida por su blog, El Escaparate de Rosa, un sitio que llegó a ser muy popular (en alguna ocasión Google lo posicionó con PageRank 6) gracias a la ayuda que proporcionaba a aquéllos que se estaban iniciando en el mundo de Blogger. Prácticamente todas las entradas que se han escrito lamentando su pérdida hablan de lo mismo: Rosa nos ayudó a muchos de nosotros cuando éramos novatos, y si nuestros blogs son ahora lo que son, es en gran parte gracias a ella. Rosa era una persona con grandes conocimientos y que siempre estaba dispuesta a tender una mano, a pesar de la enorme cantidad de peticiones de ayuda que constantemente le llegaban y que habrían hecho desistir a cualquiera.

En lo personal nunca llegué a conocerla bien, a excepción de algunos comentarios que intercambiamos en su blog y unas breves conversaciones por e-mail tras las cuales acabamos por enlazarnos mutuamente en nuestros respectivos blogrolls, pero nunca tuve la fortuna de charlar frente a frente con la persona detrás del blog. Aún así me uno al luto que embarga a toda la comunidad de blogueros hispanohablantes, entre quienes Rosa fue una gran referente.

Nos queda el consuelo de que su blog seguirá donde siempre ha estado, gracias a lo cual su legado no se irá al olvido. Esa es la maravilla de tener un blog, algo que ya pudimos constatar cuando sufrimos la pérdida de María Amelia López Soliño, quien escribía en A mis 95 años.

Sin embargo, por alguna extraña razón, su página de Facebook desapareció así como casi todas las imágenes que tenía en el sitio, provocando que este haya quedado “destrozado” (motivo por el que llegué a contactar a Rosa pensando que habría sufrido un hackeo). Lo ideal habría sido que el blog se quedara tal y como estaba, pero probablemente nunca sepamos por qué Rosa decidió no hacerlo.

En fin, quiero expresarle mi más sentido pésame a su familia y despedirme diciendo:

Gracias Rosa, gracias por tu blog, gracias por tu ayuda, y gracias por ser la persona que fuiste. Siempre te recordaremos.

Algunos blogs que han hablado sobre el tema:

Etiquetas: