Burlando los filtros de la escuela y el trabajo con Opera Turbo

Opera Turbo logo Blackbird

Probablemente ya conozcan Opera Turbo, la nueva función del navegador Opera 10 que permite navegar velozmente en conexiones lentas o defectuosas. Tras activarla, el navegador, en vez de cargar las páginas directamente, las hace pasar primero por un proxy localizado en los servidores de Opera Software, que las comprime y hace que demoren menos tiempo en descargarse (más información).

No sé a cuántos de ustedes se les haya ocurrido la misma idea que a mí cuando leyeron la palabra “proxy”. Si no fue así, les diré que un proxy es aquello que usamos cuando queremos burlar ya sea un filtro que nos impide entrar a ciertas páginas, por lo regular sociales como Twitter y Facebook, o una limitación de sitios como Rapidshare y Megaupload. Usualmente se les conoce como “proxys anónimos” porque sirven para navegar anónimamente; algunos ejemplos son anonymouse.org (desde la web) y Hide IP NG (por medio de un programa).

Pues bien, si pensaban que la tecnología Turbo implementada en Opera 10 puede usarse como proxy anónimo, no se equivocaron. Ya tuve la oportunidad de probarla contra Rapidshare y el filtro de mi escuela, y si bien con el primero ya no me funciona (no sé por qué), en el segundo caso lo hace de maravilla, pues además tiene la ventaja de que aumenta la velocidad de navegación; todo lo contrario a los proxys regulares que la hacen más lenta.

Para utilizarlo sólo hay que instalar Opera 10 y presionar el icono de Turbo que se encuentra en la barra de estado.

Opera Turbo icono

Descargar Opera 10